Ficha de lectura: qué es, cómo hacerla, características y ejemplos


Ficha de lectura

En el ámbito académica, la ficha de lectura es muy importante porque deja por escrito la lectura de los textos leídos. Las fichas de lectura se usan para evaluar y describir la composición de los textos. De esta manera se facilita su apropiación y discusión por parte de estudiantes y profesores.

En este sentido, es necesario contar con estrategias adecuadas tanto de lectura como de escritura que permitan aprovechar al máximo las fuentes encontradas sobre un problema específico.

El nivel más básico de apropiación de un texto se refleja en la elaboración de una ficha de lectura. Luego, para reconstruir la estructura de un texto, se recurre a la reseña reconstructiva. Si se quiere evaluar el contenido del texto, se debe redactar una reseña crítica.

Para confrontar fuentes y sostener una opinión de manera argumentada, el formato adecuado es el ensayo. Para reflexionar en profundidad y proponer nuevos enfoques y resultados de investigación, se debe recurrir al artículo.

Qué es una ficha de lectura

Ficha de lectura
Ficha de lectura

Es una herramienta que nos ayuda a gestionar la información que hemos leído para una investigación, tarea o cualquier actividad académica.

La ficha de lectura nos permite clasificar y organizar de forma metódica los datos que se están recogiendo. Por lo tanto, permite archivar y recuperar de manera sencilla la información y comprenderla mejor.

Cómo hacer una ficha de lectura según los propósitos de lectura

Existen muchos motivos por los que puedes realizar una ficha de lectura. Entre ellos está tomar nota de las lecturas que realizas para rendir una prueba, consignar las citas relevantes para robustecer un informe o argumentar una tesis.

También pueden ser: rescatar datos para contextualizar un problema, organizar la información de tus lecturas favoritas o simplemente porque corresponde a una de las evaluaciones de un curso.

Una primera distinción importante para definir el carácter y el contenido de la ficha de lectura es considerar si se confecciona porque corresponde al uso personal o porque es un requisito de un curso en el que será evaluada.

En otras palabras, las fichas de lectura se pueden clasificar en “fichas personales” y “fichas de evaluación”. Ambas permiten dejar registro, pero son distintas en cuanto a quién va dirigida y, por consiguiente, al tipo de lenguaje y otros recursos que se pueden usar.

Otro de los aspectos más importantes que las distinguen es el contenido; ya que la ficha de evaluación se limita a lo que se indica en la instrucción, mientras que el de la ficha personal corresponde a la necesidad de quien la elabora.

Por ejemplo, en una ficha de evaluación comúnmente se encuentran citas textuales y resúmenes; en cambio, en la ficha personal se pueden hallar dichos elementos, más otros, como esquemas, resúmenes, dibujos, notas personales, fechas, entre otros.

Datos a tener en cuenta para una ficha de lectura

Ficha de lectura
Ficha de lectura
  • Una vez leído y comprendido el texto, se puede empezar a realizar la ficha de lectura. Es muy útil responder a las siguientes preguntas para saber qué poner en la ficha.
  • ¿Cuál es el contexto del texto? Se deben especificar los datos que ayuden a situar el texto: ¿Quién es el autor? ¿Cuándo lo publicó? ¿Qué clase de texto es?
  • ¿Cuál es el problema o pregunta que intenta responder el texto? Comprender un texto incluye situarse en la discusión que este plantea. Para ellos, es necesario reconstruir la pregunta o el problema del que parte el texto.
  • ¿Cuál es el objetivo del texto? El objetivo es la meta general que el texto se propone alcanzar. Su formulación suele estar asociada al uso de un verbo en infinitivo (por ejemplo: entender, aclarar, argumentar, explorar, convencer, etc.)
  • Su formulación permite insertar el texto en contextos amplios de discusión, lo que posibilita saber cuáles son los textos y las tradiciones con las cuales está dialogando el autor.
  • Una vez que se tienen bien en claro las respuestas a estas preguntas, se puede comenzar con la ficha de lectura. Para una ficha estándar, es suficiente con escribir el encabezado del trabajo, la respuesta a las preguntas y los datos bibliográficos del texto leído.

Ejemplo de ficha de lectura


Título: El Ejecutivo al Minuto.
Autores: Kenneth Blanchard ,Ph.D / Spencer Johnson, M.D
Editorial Grijalbo 1980
Léxico y conceptos clave:
Indica las palabras consultadas como vocabulario nuevo.
Menciona los conceptos nuevos o definitorios incluidos en el texto

El planteamiento general del texto se centra en la forma en los empresarios dirigen las empresas y tratan a las personas que tiene bajo su dirección. En base a esta premisa los autores intentan plantear una nueva forma de dirección empresarial que se sale de los conceptos tradicionales y se le da un nuevo enfoque, teniendo más en cuenta a las personas que componen las empresa y sus aportes a la misma. Un método que se enfoca en 3 puntos clave que los dirigentes deberían aplicar para mejorar la eficiencia y productividad de las empresas.


 



Tags:
    ficha de lectura, ficha lectura, tipos de ficha, como hacer una ficha de lectura, evaluacion interpretacion 4 ejemplos de fichas, ficha de lectura, Ficha de notas caracteristicas, fichas de lectura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *